COMUNIÓN ESPIRITUAL

Yo quisiera, Señor, recibirte con aquella pureza, humildad y devoción
con que te recibió tu santísima Madre;
con el espíritu y fervor de los santos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.