San Hermenegildo en la historia y en el arte Biografía san Hermenegildo Iconografía san Hermenegildo Para aquellos a los que les interese, les invitamos a un sencillo viaje a través de la historia de san Hermenegildo, un santo poco conocido pero de gran importancia en la historia de la Iglesia en España, así como un estudio sobre su figura en el arte. De hecho, nuestro patrono ha inspirado una meritoria serie de imágenes plásticas (escultóricas y pictóricas), así como obras literarias de cierto relieve, como la “Tragedia de san Hermenegildo”, de autor incierto (unos la atribuyen a los religiosos Hernando de Ávila y Melchor de la Cerda y otros a D. Juan de Arguijo), compuesta hacia 1590/91 para ser representada en el patio del Colegio de san Hermenegildo (Sevilla) durante las fiestas en honor del santo hispalense. Así mismo merece mención la composición de himnos en su honor; de los cuales, uno quedó recogido por Croisset en su Año Cristiano, publicado en 1865, si bien sólo disponemos de la letra y desconocemos la música: De la Iberia, Hermenegildo, eres esplendor por tu cetro real, por de mártir la palma; ésta te la ganó de Jesús el amor, que entre sus almos mártires colocó tu alma. ¡Cuán grande es tu paciencia en las tribulaciones para ser fiel a Dios en todas tus promesas! Nada que te halague jamás tú te propones, y reprimes cauto tus pasiones aviesas. Del vicio los estímulos que en ti asoman ¡con cuánta prontitud y afán tú los persigues; y con pasos y sentimientos que los doman de la pura verdad la senda siempre sigues! Nada puede tu padre en ti con sus caricias, nada el ocio fatal de vida regalada; el oro y los diamantes tú no los codicias, y la sed de reinar en ti no puede nada. Hacerte vacilar no logran las espadas, ni tampoco el furor del verdugo terrible; a las glorias del mundo tan codiciadas prefieres tú la gloria eterna, inmarcesible. Reinando ya feliz protégenos clemente, y acoge con amor nuestras humildes preces mientras que cantamos con ánimo ferviente la palma singular que tanto tú mereces. Gloria eterna al Padre, de todo Creador; gloria eterna al Hijo, de todos Redentor; al Espíritu gloria todos tributemos; gloria a los tres sin fin, sin fin todos cantemos. Amén. Éste es el original en latín: Regali solio fortis Iberiæ Hermenegilde jubar, gloria martyrum, Christi quos amor almis coeli coetibus inserit. Ut perstas patines pollicitum Deo servans obsequium! quo potius tibi nil proponis, et arces cautus noxia quæ placent. Ut motus cohibes pabula qui parant surgentis vitii, non dubios agens per vestigia gressus, quo veri via dirigit! Nullis te genitor blanditiis trahit, non vitæ caperis divitis otio, gemmarumve nitore, regnandive cupidine. Diris non acies te gladii minis, nec terret perimens carnificis furor, nam mansura caducis præfers gadia coelitum. Nunc nos e Superum protege sedibus clemens, atque preces, dum canimus tua quæsitam nece palmam, pronis auribus excipe. Sit rerum Domino jugis honor Patri, et Natum celebrent ora precantium, divinumque supremis flamen laudibus efferant. Amen. De igual modo, la figura de san Hermenegildo ha sublimado los sentimientos religiosos de los fieles con el arraigo, bajo su patronazgo, de grandes instituciones como la de la Orden que lleva su nombre, establecida en el estamento militar con distinciones tales como la Gran Cruz, la Cruz y la Placa en razón de las virtudes y méritos castrenses de sus integrantes. Y, también bajo su patronazgo, se celebran fiestas religiosas y populares en significados lugares de nuestra geografía que fueron protagonistas, en su día, de la historia personal del santo y de la propia historia de España; por eso, en ellos se erigieron parroquias, ermitas o capillas donde celebrar tales eventos, algunos de ellos ya famosos como las fiestas patronales que tienen lugar en su honor en la localidad granadina de Alquife. Un lugar en donde, según la más rancia tradición, se pararon los bueyes que tiraban del carro en el que era transportado el cuerpo del santo mártir desde Tarragona hasta Sevilla tras su martirio; esto lo entendió el pueblo fiel como una señal para que se le erigiera un lugar de culto, como así se hizo levantando allí una ermita. En razón de cuanto hemos apuntado, presentamos en nuestra página web dos capítulos y varios apartados que abarcan por un lado la Parroquia y su historia, y por otro la figura de san Hermenegildo en el marco histórico y religioso de su época, una breve biografía, el testimonio de su martirio y una síntesis iconográfica. Esperamos con ello no sólo satisfacer la curiosidad de quien se asome a esta ventana parroquial, sino fortalecer los planteamientos propios de la fe desde la historia, la imagen y el ejemplo de una comunidad y de su Santo Patrón: San Hermenegildo. Biografía san Hermenegildo Iconografía san Hermenegildo
PARROQUIA DE SAN HERMENEGILDO Fósforo, 4 · 28005 Madrid (España) ·Tlf: 91 366 29 71 · sanherme@gmail.com
Álbumes fotográficos
Icono de san Hermenegildo, parroquia Madrid