"Estuve enfermo y me visitasteis", he aquí el resumen de lo que debe ser la vida de una Sierva de María, viendo en la persona del enfermo al mismo Cristo. Si los que sufren están ahí, son para colmarlos de su AMOR.  

¡El te espera... El cuenta contigo...! Las Siervas de María salimos a su encuentro, en los hombres que sufren,  con una asistencia nocturna y diurna:

-A cada enfermo en particular o en forma organizada, a varios enfermos en sus domicilios.

-En clínicas y hospitales.

-En dispensarios y ambulatorios.

-En centros para enfermos crónicos y convalecientes.

...sin distinción de raza, religión o enfermedad.

Nuestra misión se extiende por Europa...América...,Africa...Asia...

Para tí también es la llamada, ¡escúchale! 


Como Santa Mª Soledad, nuestra Fundadora, puedes demostrar tantas cosas a este mundo que sufre, que el único que importa en esta vida es EL...¿Quieres intentarlo con tu vida y tu entrega?

Descubrirás que sólo Jesús puede dar respuesta a tus preguntas y sentido a tu existencia...