AFLUENCIA EUROPEA
A SANTIAGO
El Camino de Santiago es la ruta que conduce hasta Santiago de Compostela a las peregrinaciones procedentes de Europa para venerar el sepulcro del Apóstol, utilizando las vías romanas. Los peregrinos europeos penetraban en España por Roncesvalles o Jaca, y ya en el siglo IX era intensa la afluencia por esta "vía francesa", incrementándose en siglos posteriores la presencia de auténticas caravanas de peregrinos franceses, italianos, alemanes, flamencos, … "formando el vínculo inicial que une Occidente a la cristiandad hispana, y creando un auténtico clima de unión y fraternidad entre los diversos pueblos y culturas que vienen a Santiago…"

Reyes, órdenes militares, monjes y pueblo llano, muestran su hospitalidad al visitante, ofreciéndole monasterios, hospederías, hospitales, etc., para prestar la ayuda espiritual y material que el peregrino precisa, ya que el viaje, a pie o a caballo, podía durar incluso años.