Sacerdotes

Los sacerdotes de la parroquia estamos a vuestra disposición, para que no os equivoquéis mucho con los nombres os los digo brevemente:

El calvito -que soy yo mismo y párroco del lugar-, es D. Ignacio y basta saber que no le gusta el queso (bajo ninguna de sus múltiples variantes, desde el de untar al curado entre gusanos).

D. Pedro Perepayá es el más joven y más alto. Come de todo y bastante. No sabe cocinar así que agradece cualquier invitación que se le haga.

D. Jorge, argentino (pero no es el Papa), es aún más bajito y siempre está dispuesto a todo.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.